Advertisement

Main Ad

ESCENARIOS DE CONFRONTACIÓN Y DESENLACES IMPREVISIBLES


Por Pablo Mamani Ramirez

Hay que recordar de cómo empezó la guerra interna e internacional en Siria, y por qué cayó la ex URSS. Y también hay recordar de cómo se produjo la primera guerra independista de América  dirigidos por negros de Haití a la cabeza de Tussaid y terminada con Desailines.

El Presidente hoy ha puesto en juego unos escenarios impredecibles y muy peligrosos.

Y esto es un escenario primero de confrontación civil. Pero esto según cómo se suceda los hechos puede tornarse en guerra fratricida de civiles contra civiles y militares contra militares y guerra de regiones y de étnias-clases.

Y en Bolivia hay dos guerras suspendidas que hemos hecho referencia en varios eventos.

Una es la racial-étnica y la otra es la regional con la oligarquía cruceña. Evo no ha resuelto ninguno de ellos. Más bien los ha alimentado a esas oligarquías. Y es ahí ahora por donde vuelven los demonios.

El sustrato racista de las oligarquías bolivianas se han activado radicalmente en estos días. Algo peligroso. Lo que supone que el racismo étnico-clase no fue derrotado en Bolivia dado que en el gobierno del MAS estuvo vigente y también en las viejas clases-etnias medias y élites blancas del país. Ahora se está convocando a esos demonios atávicos del pasado.

La mala decisión de un médico puede provocar la muerte de una persona, muy lamentable, pero la decisión de un político de miles de personas. Ahí es el detalle de una decisión política.

En esos escenarios, el uso a mano alzada de las imágenes indias y los indios por la izquierda jailona y también hoy por las viejas oligarquías, lo explotan para no solo estigmatizar al masista, sino a todo que parezca a indio o India. Y esto es sumamente peligroso y potencialmente explosivo.

La gente ahora que está en las calles no son todos jailones pero ya tienen inserto en su mente que hubo fraude. Y los hubo. Y eso es difícil de quitarlos.

Si los peores escenarios se cumplen, los primeros en sufrir van a ser la gente aymara quechua urbano o rural que ha emprendido impresionantes dinámicas socioecomicas en todos sus niveles, campo-ciudad. Y luego llegarán los olañetas del siglo XXI y sobre las cenizas volverán a poner en sus manos al país a su servicio.

Entonces varios militantes de las ideologías propias dicen que los militantes de las corrientes ideológicas del indianismo-katarismo y otras  tendrán que alistarse para jugar el papel de los Tussaid  y Desailines como lo hicieron en nuestro medio los Katari-Sisa o los Willkas.

La oligarquía cruceña ha jurado su propia patria hace 50 años atrás. Lo cuales es otro gran aditamento al tema de hoy. Y es un tema central del planteamiento del federalismo.

Ojalá de las escaramuzas pasemos a la democracia según nuestros moldes culturales e Institucionales.

Lo otro simplemente es imprevisible.


Publicar un comentario

1 Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Todos saben del síntoma y ahora que yerba pues va a curar, que ajayu se va a llamar, que montaña cuidara ¿? Eso hay que hablarlo preguntar a los mayores, a los seres protectores, pronto el campo se llenará de la inquietud de jóvenes que están hastiados de la ciudad, que sabiduría se dará. Cierto hay que prepararse.