Blogroll

Pages

lunes, 18 de noviembre de 2019

UNA BOLIVIA POLARIZADA


Por David River Arcaya
POLARIDAD
En estos últimos días en Bolivia, uno se levanta con una constante encrucijada, con un problema a resolver (a parte de los muchos problemas individuales con los que uno carga), despiertas y te encuentras con un país totalmente dividido en dos bandos que se resisten y resienten unos a otros.
Por un lado, están los del bando de la "derecha democrática" que lideradas por actores políticos de oposición  lanzan  cualquier cantidad de discursos, publican noticias , defienden sus posturas político-ideológicas, vociferando: "¡Ahora sí Bolivia libre y soberana!", "¡Fuera  indio dictador, Dios está con nosotros!", "¡Vándalos terroristas!", son estos algunos de los muchos comentarios y estribillos con los que defienden su razón.
Por el otro lado, el bando de la "Reivindicación social indígena"  que de igual manera defienden su postura político-ideológica con la misma fuerza y fiereza utilizando similares estrategias y herramientas (Medios masivos de comunicación, redes sociales y opinión pública).
"!Ahora si el pueblo se ha levantado¡" "! Fuera q'ara, nunca más al poder la derecha¡" "!ahora sí guerra civil, ahora sí guerra civil¡", Son algunas consignas que entre  estribillos, gritos y arengas van defendiendo los que de este bando creen su razón.
En ambos casos se puede evidenciar la creciente división política en nuestra nación y que con este artículo lo que se pretende es llegar a un punto de inflexión entre los dos polos enfrentados.
COINCIDENCIA
Lo paradójico de todo esto es: que ambos bandos se prestan y necesitan hacer uso de las mismas estrategias comunicacionales para promover el apego de los diferentes ciudadanos hacía sus tendencias político-ideológicas, utilizando diferentes herramientas de comunicación entre ellos los medios masivos de comunicación (televisión, radio, prensa escrita y otros), redes sociales (Facebook, Twitter, WhatsApp, etc.) Y la opinión pública ( editoriales impresas, debates, consensos públicos, etc.).
Cabe resaltar que los dos primeros grupos no son totalmente fiables ya que poseen un alto grado de desinformación, por una parte los medios masivos de comunicación, difunden las noticias según al grupo editorial, dueños del medio y la afinidad política  al que se deben. Por otra parte las redes sociales, con un sin fin de cuentas falsas bombardean las páginas y grupos en estas plataformas con noticias falsas (Fack New's), noticias pasadas, noticias de otros acontecimientos y escenarios sociales, y lo que es peor, noticias inventadas que rayan en el súper sensacionalismo y provocan el caos social. Es en este punto donde surgen las  siguientes preguntas: ¿a quién debo creer? ¿Quién dice la verdad?¿quién miente? ¿Están jugando con nosotros, con qué objetivo?
INCERTIDUMBRE
A lo largo de los años en Bolivia han sido varios los medios de comunicación que han faltado al código deontológico de la ética periodística al practicar un periodismo parcial, carente de objetividad, sensacionalista y amarillista. Dejando por detrás una sociedad caótica y sumida en la incertidumbre en búsqueda de una verdad, y es justamente en ese afán donde el individuo social se transforma en un ser instrumentalizado por discursos maniqueístas  de ciertos grupos angurrientos de poder de uno o del otro bando y lo más lamentable es que muchos medios de comunicación se presten para estos objetivos tan mezquinos. Para no enfatizar más este punto estoy convencido que como actores sociales debemos hacer algo no podemos quedar pasivos ante tales hechos. A juicio propio creo que el mayor castigo a estos medios que sólo desinforman a la población debe ser la sanción social y ser críticos con las noticias difundidas día tras día.
EL PAPEL DE LOS LÍDERES
Es  importante ver que papeles están jugando nuestros líderes en estos escenarios de conflicto y violencia política en el país.
Nelson Mandela decía: "Debemos usar el tiempo sabiamente y darnos cuenta que siempre es el momento oportuno para hacer las cosas bien"
Ahora bien, aquí surge la siguiente pregunta: ¿Cómo están aprovechando este tiempo de convulsión, los líderes de nuestro país?
Con el fallo que dictó, fraude electoral en los Comicios Electorales Presidenciales de 2019 en Bolivia, por parte de la  Organización de Estados Americanos (OEA), el expresidente Evo Morales estuvo forzado a renunciar junto a todos sus principales subalternos y huir del país.
A la fecha se puede evidenciar su clara intención de su retorno al país desde México. También se puede dar prueba que con sus discursos políticos de reivindicación indígena está  incitando a los sectores sociales afines a su partido político a la protesta, manifestación, bloqueo y cercos en ciertos puntos importantes de nuestra nación causando una desestabilidad política, económica y sobre todo zozobra en nuestra sociedad principalmente con el desabastecimiento de productos alimenticios y de primera necesidad.
Por otro lado están los otros actores políticos entre ellos, la flamante Presidente Interina y de transición Jeanine Añez, que para muchos se "auto proclamó" como tal.
Con la Biblia en mano entró en Palacio Quemado y se posicionó como Presidente de la Nación, cabe resaltar en este punto la forma  pseudo-doctrinal con la que asumió el cargo.
A su inicio como mandataria descabezó a varios personajes políticos del partido del MAS, eligió toda su cúpula de ministros de la derecha bien arraigada en Bolivia, dió plena potestad a las Fuerzas Armadas y la Policía Boliviana para que por la razón o la fuerza generen paz en el país, en cada uno de sus discursos está presente la descalificación hacía el ex-Gobierno; señalando y enfatizando los lujos, derroches y corrupción del ex mandatario e invitando a exiliados políticos a regresar al país. Mantuvo contacto con líderes políticos y de opinión bien ligados a la derecha internacional en la región que generó la mucha repercusión en algunos sectores del país.
Y lo que para juicio propio, es peor, que en sus  alocuciones trate de minimizar las manifestaciones y protestas de varios sectores sociales que quiérase o no, son consignas populares y muy importantes para dichas organizaciones.
Agravando aún más la situación conflictiva del país, el que, a la cabeza de la presidenta y su cúpula principal de Ministros tilden de terroristas, sediciosos y grupos reducidos de vándalos a los manifestantes y  que sólo buscan afanes e intereses personales y del MAS. En respuesta a este tipo de acusaciones el pueblo en protesta no dé su brazo a torcer y se levante con más fuerza aún, dando como resultado aproximadamente trece muertes y más de un centenar de heridos en pocos días  de mandato. Y que de igual forma que sus contendientes dejan al pueblo a la merced de la incertidumbre, paranoia, zozobra y convulsión social.
En este breve pantallazo de la actual situación del país claramente se puede evidenciar que nuestros líderes están por mucho con pensamientos sumamente diferentes y sin la predisposición al diálogo. Y que al parecer la solución a todo este panorama de conflicto no va a llegar por el lado dirigencial de estas autoridades.
DOS CAMINOS
Llegando al final de todo este análisis, podemos visibilizar la actual coyuntura por la que está atravesando nuestra querida patria.
Y nos queda resolver está encrucijada en la que nos vemos envueltos todos los que habitamos este hermoso país, llegó la hora de decidir de qué lado estamos de la "derecha democrática" o la "izquierda revolucionaria", debemos elegir bien, pues sólo hay dos caminos.
¿Qué lamentable es que sólo existan dos caminos, no?
¿Y sí como pueblo trabajador, honesto, y por sobre todo humano, elegimos un tercer camino?
El camino de la PAZ, !sí¡ tenemos esa opción nada ni nadie nos la va a coartar, pues a lo largo de nuestra historia  siempre nos distinguimos por ser un país pacífico. ¿Y cómo lo hacemos?
Dejando de participar en este clima de  tensión, conflicto y violencia política, creando un ambiente de pacificación, pidiendo a nuestras autoridades  diálogo entre sus frentes, buscando información fidedigna y de buena fuente, dejando de compartir publicaciones sediciosas, amarillistas, y que van en desmedro de la dignidad del que piensa y siente diferente. Cuando somos partícipes de estos hechos de confrontación nos convertimos en cómplices y sí seguimos creando más ambientes de odio nos va a costar detenerla y quién sabe, pueda ser demasiado tarde.
Tal vez suene hasta romántico está postura pero creo que como se están encaminado las cosas en el país, no queda de otra que buscar la PAZ, una PAZ sin condiciones, sin restricciones y sin diferencias.
¡Confío en ti para resolver esto¡
“O caminamos todos juntos hacia la paz, o nunca la encontraremos” (Franklin).
            ¿Ya decidiste qué camino tomar?


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.

VISITAS A LA PÁGINA