Advertisement

Main Ad

CÓMO SE CONSTRUYEN LAS DEMOCRACIAS AYMARAS


Sí, hubo de todo. Desde silbidos y trifulcas hasta emotivas aclamaciones. El fin de semana pasado, las provincias de La Paz estuvieron marcadas por la elección de candidatos y precandidatos para las elecciones subnacionales próximas. Poblaciones como Achacachi o Mocomoco vivieron grandes concentraciones de gente en espacios deportivos y plazas públicas. En ellas confluyeron militantes, autoridades cantonales, cívicas y población en general ¿El objetivo? Participar de una práctica que se ha ido consolidando en los últimos años: la elección pública de candidatos mediante asamblea.

A diferencia de lo que pasa en las ciudades, donde generalmente las candidaturas se deciden en reuniones restringidas a los militantes, las cúpulas y/o los caudillos. En el denominado “sistema orgánico” es muy diferente. Los candidatos en las comunidades son seleccionados por las comunidades y cantones mediante sus autoridades. En los pueblos esta preselección la realizan las FEJUVES y los Comités Cívicos. Una vez seleccionados, previa convocatoria pública, estos candidatos son presentados en asamblea para finalmente ser electos por voto mayoritario.  Una vez superada esta etapa, los ganadores deberán pasar a una etapa superior, el nivel provincial.

Las asambleas no son en absoluto un escenario idílico. Muchos dirigentes, a veces junto al partido, intentan manipular los resultados. Intentan, por ejemplo, elegir los días y lugares más convenientes para sus candidatos favoritos. Otros movilizan comunarios de un sector a otro para favorecer a algún postulante, incluso hubo quienes trataron de manipular los votos de la asamblea (como cuentan que sucedió en elecciones pasadas). Todo ello, naturalmente, culmina en amagues de enfrentamientos y reclamos.

Sin embargo, también se observan interesantes procesos de control. Por ejemplo, muchas veces algunos candidatos elegidos “desde arriba” por la cúpula de un partido no son ratificados en la asamblea que es, al final, la última instancia de decisión. También sucede lo contario, líderes electos en asamblea no fueron ratificados por la cúpula del partido, provocando un sin número de dificultades internas con consecuencias impredecibles.

Afortunadamente, muchas veces la trayectoria e imagen de los candidatos se sobreponen a las “mañas del sistema sindical y partidario”. Las tentativas de manipulación son rápidamente enfrentadas mediante alarmas públicas, vía radio, WhatsApp o Facebook, instrumentos usados para convocar a la población a tener ojo vigilante.

El perfil del elegido depende de muchos criterios y varían de un contexto a otro, en ocasiones prima el discurso del candidato, en otros su perfil profesional, su integridad, la trayectoria, la juventud, la experiencia y/o la popularidad. El silbido y los aplausos se convierten en los termómetros de la legitimidad para, finalmente, concretarse mediante el voto en urnas instaladas allí mismo.

Los capitales sociales adquieren aquí un gran valor, muchos candidatos se esfuerzan para estar “acompañados de su gente”, entre los que se encuentran también -fuera de los simpatizantes o militantes- los compadres, ahijados, fraternos, colegas y familiares. Este acompañamiento demuestra la riqueza de sus alianzas sociales construidas durante años por su familia. Otros recurren al sistema sindical para lograr el apoyo y acompañamiento de su comunidad, quienes militantemente acompañarán a su candidato en todo momento y para cualquier situación.

Este sistema de elección, superó en muchas ocasiones el control de los partidos políticos. Los elegidos irán como candidatos del MAS, que es el partido con el que hoy tienen alianza las organizaciones sindicales y campesinas. Pero hubo momentos en que los candidatos que quedaron en segundo o tercer lugar, se presentaron por otros partidos. Convirtiéndose la asamblea en el filtro para la participación democrática.

Este sistema de elección seguramente tiene muchos defectos, pero también muestra virtudes, y ni que decir de los retos pendientes, como una mayor participación de candidatas mujeres. Como sea, el caso plantea ciertos interrogantes: ¿es este un sistema democrático? ¿son estas prácticas tomadas en cuenta por los partidos políticos? ¿están naciendo mecanismos de democracia representativa que van más allá del sindicato y las visiones comunitaristas en los Andes?

Foto: Radio Creativa Bolivia: Asamblea para la elección de precandidatos en Achacachi 2020

Publicar un comentario

0 Comentarios