Blogroll

Pages

  • LA CURVA DEL DIABLO

    Síguenos en nuestro canal de YouTube y escúchanos los domingos a partir de las 14:00 por Radio LIDER 97.0 FM o ingresando al radiolider97.bo

  • REFLEXIÓN POLÍTICA Y SOCIAL

  • ARTE Y LITERATURA

jueves, 26 de marzo de 2020

VOLVER A LA PACHA (TIERRA)


Por Sergio Nina / Puriskiri
Miedo, odio, violencia, muerte, así podemos decir que sigue nuestro mes de marzo.
Sentir que las zonas de confort se ven amenazadas, que los privilegios que recuperaron están en peligro, represión “justificada y aplaudida” de parte de las fuerzas del ORDEN del gobierno, aunque “No es la forma” ósea hay expresiones de conflicto que no se justifica, que se critica, que  se responde con más violencia.
El mundo está asustado, cauteloso y movilizado ante la muerte que ahora tiene una de sus más malignas caras (que funde pánico y terror) hablamos del  nuevo coronavirus “COVID-19” que es una de las más peligrosas enfermedades infecciosas.
 Aunque la muerte siempre estuvo y estará ahí  tomándonos cada día, más aún si perteneces a un sector vulnerable.
¿Nos estamos enfermando?
Al parecer todo indica que vamos en ese camino, no sólo nuestro planeta, nuestras sociedades, o  nuestros cuerpos, si no también nuestras mentes llenándolas de supuestos y de ideas preconcebidas, nuestros corazones inflados de orgullo, vanidad, terror.
Nuestras sociedades en un actuar inconsciente, mal agradecido y violento, se han abalanzado a un consumo excesivo y desmedido de nuestra naturaleza, de nuestra madre tierra. Se van consumiendo los bosques, las aguas están siendo contaminadas, especies enteras de plantas y animales son exterminadas, en la búsqueda de solo saciar los placeres (vestimos y comemos todo, sin importar si rompemos los delicados equilibrios que existe en nuestra naturaleza).
En nuestra existencia consumista, no respetamos los ciclos de cultivo que tiene la tierra (ni su regeneración orgánica y natural que tiene), no valoramos la gran importancia que tiene el trabajo sacrificado de ser campesino y/o agricultor.
¿Entonces es un buen momento para el intercambio de experiencias y conocimientos?
Para nuestros pueblos marzo, en especial, es ocupado para las labores de prevención de enfermedades de nuestras siembras, pero no sólo se busca prevenir que nuestros alimentos no se dañen; también es una época para la recolección de hiervas medicinales, ya sea sus hojas, sus raíces, sus flores, o sus tallos. Para tener los elementos necesarios cuando estemos por enfermarnos, o para sanar en caso de ya habernos enfermado (entonces estamos a tiempo).
Nuestra pachamama no solo nos da de comer, también nos ofrece alivio, reparo y curación. En la vida podemos tener estos remedios, que claro no son milagrosos son elementos, y depende de nosotres si las utilizamos o no, entonces es muy importante la prevención en este tiempo.
 Y como la vida es cíclica también es una buena época para tomar todo aquello que nos dio la Pachamama y se dañó (se convirtió en desecho) y hacer composta, para así devolverle a la pachamama los nutrientes que necesita, pero no solo se le da vida si no también se la limpia. Del desecho a la vida, nuestros entornos están llenos de desechos nosotros podemos convertirlo en vida. Todo ese dolor y enojo eso que está podrido, eso que no es útil nosotros podemos gestionarlo, al igual que cuando se realiza la composta se necesita mucha conciencia, paciencia, esfuerzo y dedicación.
El conflicto es siempre tomado como algo negativo igual que los desechos, pero como arriba mencionamos todo depende de cómo gestionemos nuestros desechos, el conflicto es una situación de oportunidad porque es cuando se tiene un desacuerdo entre dos o más partes y son  expresadas o manifestadas las demandas, las inconformidades, las necesidades. Si estas son gestionadas adecuadamente podemos transformarlo constructivamente y así evitar que se genere la violencia (que va en contra de los derechos humanos y la misma madre tierra).
 Nuestras madres, nuestros padres, nuestras abuelas, nuestros abuelos, nuestros pueblos son sabios, aprovechan este tiempo para volver a las chacras a los cultivos, al campo para cosechar, para recolectar hiervas medicinales, también para realizar labores de prevención, para hacer compost.
La pachamama nos ofrece alimento, salud y cobijo
Estamos en un buen momento, en una oportunidad, para que tomemos al conflicto como motor de cambio, para que el lavado de las manos o las medidas higiénicas que estamos tomando sean hábitos constantes y no solo momentáneos, para prevenir la enfermedad  y/o sanar, para empezar un consumo consiente, para evaluar-cambiar nuestro modelo de vida y el de nuestras sociedades.
ENTONCES ES UN BUEN MOMENTO PARA RETORNAR A LA PACHAMAMA
 
FOTO: Carla Lozano

viernes, 13 de marzo de 2020

Una opinión desde Corea del Sur sobre el nuevo coronavirus (COVID-19)



Por Young-Hyun Kim
Este es la traducción de un escrito (13 de marzo en tiempo coreano) de opinión de un médico de Corea del Sur, uno de los primeros epicentros del nuevo coronavirus, oficialmente denominado COVID-19 que recién ha llegado en Bolivia (https://pgr21.com/freedom/85055?page=2). Varios medios de comunicación en Europa y Norteamérica recién publicaron artículos que elogiaron la respuesta de Corea del Sur al COVID-19 con respecto al sistema médico accesible, la transparencia del gobierno afrontando la crisis de salud pública, y la cooperación de los ciudadanos con las autoridades médicas y gubernamentales. Obviamente, esas lecturas europeas y norteamericanas señalan intereses ideológicos del mundo occidental que quiere oponer un caso exitoso del “mundo liberal” al caso chino del “mundo comunista autoritario.” También las experiencias de Corea del Sur con COVID-19 no necesariamente implican un “éxito” descrita por los medios de comunicación europeos y norteamericanos. Pero, creo que vale la pena saber lo que dice gente surcoreana sobre el COVID-19 que yo espero que no se difunde masivamente en Bolivia.

Entiendo que unas medidas, que se sugieren en este escrito, no se pueden realizar fácilmente en el contexto boliviano. Pero, creo que es mejor tener conocimiento sobre ellas en el caso lamentable de que COVID-19 se difunde más en Bolivia. Espero que nada grave pase en Bolivia y que no haya más casos confirmados en el país.

------------------------------------------------------------

Pandemia

Se ha declarado la pandemia, una palabra muy temible. Aparte de las problemáticas de la WHO (Organización Mundial de Salud), la situación mundial actual no es buena. El COVID-19 muestra patrones muy distintos de infección. De cierto modo, tiene las características de resfriado normal, y, al mismo tiempo, su tasa de letalidad es más alta. Evidencia una tasa de infección alta cuando los infectados no muestran síntomas o muestran solo síntomas ligeros. Muestra una tasa de letalidad alta entre ancianos y aquellos que tienen enfermedad subyacente. Estas características del COVID-19 crean dos problemas. Primero, imposibilita la cuarentena internacional. Segundo, paraliza el sistema médico.

El sistema de cuarentena internacional, establecido en aeropuertos y puertos de ingreso y salida internacionales, es diseñado para detectar a los infectados con síntomas (como fiebre). Por el hecho de que se pueda infectar con COVID-19 sin síntomas o con solo síntomas ligeros, el sistema de cuarentena internacional no puede funcionar con efectividad normal. Por la tasa de infección alta, el virus puede pasar fácilmente de los infectados (no detectados por el sistema de cuarentena internacional) a otros en la sociedad local, donde se difundirá masivamente. Habrá muchos infectados que no están en grave estado durante las etapas iniciales de difusión. Muchas camas de hospital serán ocupadas por aquellos pacientes no graves. Este puede resultar en una situación que todas las camas de hospital son ya ocupadas y pacientes en grave condición no pueden ser cuidados. Este significa que la tasa de letalidad se puede incrementar entre aquellos con enfermedad subyacente, los quienes son ya más vulnerables.

Estas características del COVID-19 cumplen con todos los criterios principales del virus pandémico.

Sigue difundiéndose ahora en Europa, y es muy probable que se difunde más. Es por las características naturales del virus. La difusión puede ser demorada por la decisión política y el sistema médico, pero no puede ser parada. Entonces, es muy probable que el COVID-19 sea un virus que ocurre recurrentemente como gripe.

Límites de respuesta

Primero, tengo que autocriticar. He experimentado varias nuevas enfermedades de infección y he realizado investigaciones sobre el sistema de vigilancia y respuesta médicas. Estaba poco engreído por las experiencias y preparaciones después de la crisis del MERS (Síndrome respiratorio por coronavirus de Oriente Medio). Tenía cierto nivel de confianza en la capacidad de mi país para controlar nuevas enfermedades de infección. Pero, se ha demostrado que muchos pronósticos iniciales no tienen razón. Están ocurriendo muchos daños.

El COVID-19 es la primera pandemia que los humanos afrontan después de que se ha avanzado, hasta cierto punto, el conocimiento sobre la microbiología, la ciencia de salud pública y la epidemiología. Antes, la PCR (Reacción en cadena de la polimerasa; una forma de prueba laboratorial del coronavirus) no fue disponible en muchos casos; no se realizó la vigilancia epidemiológica con eficiencia a través de la cámara de seguridad y del registro de la tarjeta de crédito; no se compartieron prontamente nuevos resultados de investigación. Quizás todos los especialistas médicos poco pensaban que el mundo humano ahora está suficientemente preparado.

Pero, los vivos en la Tierra han peleado con el virus desde el nacimiento de la vida en el planeta. Creo que hemos subestimado el poder del virus y hemos estado poco engreídos. Especialmente, me siento muy frustrado porque posiblemente no se pueden controlar los tipos de virus que causan infección respiratoria.

Lo que se debe hacer

El gobierno tiene que hacer más preparaciones. Primero, hay que preparar centros de tratamiento médico que son capaces de hacer tanto aislamiento como tratamiento de los infectados. Segundo, hay que asegurar facilidades de tratamiento especial, donde se pueden cuidar y tratar los pacientes en grave condición. Tercer, hay que establecer planes sobre aquellos que, por la naturaleza de su trabajo y profesión, sean más expuestos a las fuentes de infección. Cuarto, hay que preparar para la infección colectiva en lugares como hospital. Son solo tareas inmediatas. También, en términos largos, hay que hacer el sistema de trabajo flexible, trabajo a la distancia y el ambiente sociocultural que permite a los enfermos a poder descansar.

Los ciudadanos deben hacer unas otras cosas adicionales.

Primero, hay que seguir practicando distanciamiento social hasta que se mejore la situación. Segundo, si Uds. tienen síntomas de resfriado, deben descansar en la casa y buscar un lugar donde se realiza la prueba del COVID-19. Tercero, si están en la posición con responsabilidad en su trabajo, religión, actividad social, etc., deben hacer un ambiente en el que otros pueden trabajar con mínimo contacto y los enfermos pueden descansar. Si eso es difícil, hay que, por lo menos, darles a ellos la protección mínima como barbijo y mantener distancia durante la reunión.

La verdad es que tengo un poco de miedo de escribir esto. Solo una palabra puede causar más comprensiones y especulaciones. Veo a unos compañeros míos que sufren por la interpretación política. Pero, creo que es un deber moral aportar este tipo de opinión para aquellos que se sacrifican, luchando en la frontera contra el virus. Muchas gracias.



Imagen recuperado de https://ichef.bbci.co.uk/news/660/cpsprodpb/7D35/production/_111235023_gettyimages-1211517636.jpg


miércoles, 26 de febrero de 2020

¿FLORECEMOS?


Por Sergio Nina/ Puriskiri
Cuando les mencionamos los Carnavales a nuestras wawas, a nuestras hermanas y a nuestros hermanos en su imaginario seguramente estará serpentinas, espuma, agua, comparsas, fiesta, borrachera, peleas, accidentes.
Todos los deseos libidinosos y lujuriosos emergen desde nuestros interiores, se apropian de nosotros, la gula, el derroche y el descontrol de nuestros entornos.
Es un festejo que se celebra de distintas formas en distintas partes del mundo, ¿Qué se festeja?, ¿que se celebra?
¿Fiesta de la carne?,¿carne para Baal o carne para el diablo ?, ¿o es una fiesta pagana, que en los tiempos de Roma se celebran a Dionisio dios del vino?, ¿es carnem-levare, que significa 'quitar la carne'?, ¿el goce de la materia, el vicio y la entrega a la muerte?, ¿días libres en el trabajo?, ¿etapa previa a la temporada de abstinencia, cuaresma?
Posiblemente para muchas y muchos, cualquiera de estas interrogantes, es una afirmación que es parte de su entender y de su vivir estas fechas.

Y si preguntamos a nuestras wawas, a nuestras hermanas y a nuestros hermanos ¿qué es el Anata?, o ¿Qué es el jallu pacha?, posiblemente encontraremos pocas respuestas. Nos preguntamos si es una celebración, una fiesta o si es una de las formas de celebrar los carnavales.
Algunos textos, algunos antropólogos e inclusive algunas normas nos darán una respuesta aproximada. En Bolivia tenemos la “Ley N° 945”, donde “Se declara Patrimonio Cultural Inmaterial del Estado Plurinacional de Bolivia, al Ritual de Jallu Pacha.”  http://www.diputados.bo/leyes/ley-n%C2%B0-945
Si en nuestros pueblos en el Jallu pacha (tiempo de lluvia) se vive el inicio de la cosecha, con las anatas (juegos), usualmente en la temporalidad del jatun pocoy (febrero), es más vistoso también el qulliwi phaxi (el festejo de la a floración de los cultivos). Siendo esta una vivencia de los pueblos en los andes que es más nuestra y de practica más antigua que los carnavales.
Entonces es la expresión de que nosotros somos parte de la tierra y sus ciclos, de que tenemos propios ciclos y nuestra propias celebraciones.

Las anatas en tiempos del jallu pacha para florecer
¿cómo podríamos sentir y vivir estas fechas?
Estamos en tiempo de lluvia JALLU PACHA donde uno de los elementos más vitales para la vida que es el agua viene en abundancia, entonces podemos estar preparados para su llegada y que esa fuerza de vida no se convierta en fuerza de muerte, se la puede cuidar, proteger y evitar contaminarla. 
En las distintas celebraciones de los Anatas, con nuestras tarkas, pinquillos, moseños y canciones podemos jugar, con alegría, amor y felicidad para sentirnos bien con nosotros mismos, con nuestras familias, con nuestra comunidad, emanando emociones constructivas que fortalezcan nuestros corazones, que curen nuestras heridas y pesares, que hagan vibrarnos y vibrar nuestros entornos.
Podemos ver en la floración todo lo que hemos sembramos, si tendrá o no buenos frutos, es decir que con mayor fuerza se va manifestando si nuestras cosechas serán o no abundantes, esa floración se manifiesta en nuestras actitudes en lo que hacemos y decimos, en lo que somos. También podremos ver si nuestros entornos están más cubiertos de plástico o de hermosas flores.
Podemos sentir y vivir para y con la madre tierra, se puede hacer lo diferente en todos nuestros entornos en todo lugar donde nos juntamos. Compartir la vida sanamente para tener un presente saludable y así poder apostar por un futuro de bienestar.
Así como las flores reflejan lo mejor de lo que se produce en nuestra pachamama. Que lo mejor de nosotros se refleje en nuestras acciones, siendo esta la imagen de que nosotros podemos producir más y mejor para los nuestros y para los demás.

NO ESTAS SOLA
NO ESTAS SOLO
GESTAREMOS
EMERGEREMOS
FLORECEREMOS
Foto: Sergio Nina


jueves, 20 de febrero de 2020

¡¡¡NO SOY!!! MILLENIAL


Por Sergio Nina/ Puriskiri
Cada día, en todos los medios de comunicación masivos (que creo que quieren venderme, más que comunicarme, muy aparte de los comerciales claro), me dicen de distintas maneras lo que soy, tratan de convencerme que debo encajar en algunos estereotipos o etiquetas que ellos ya han preestablecido: ¡Me dicen millenial!  
Me dicen cómo se come, cómo se bebe, cómo se transporta, cómo se viste, cómo piensa, cómo siente, qué usar, qué no usar y sobre todo qué tener y qué comprar.
Si no encajo en estos patrones, o estas etiquetas, pues NO SOY, no soy parte del “desarrollo”, parte de la humanidad, no soy parte de la sociedad.
Me dicen que soy millenial porque nací en la entrada del nuevo milenio, relacionado con el ingreso masivo de la tecnología, las redes sociales, lo smart (inteligente).
Pero me miro al espejo veo un rostro rajado por la tierra y el viento, me miro las manos bien negras, me miro la sombra, pienso, siento y digo ¡No! Yo no soy un millenial. Porque cuando el mundo –que consume y quiere que yo también consuma–  y me dice que ¿estoy obsesionado con las redes sociales (digitales)?, yo estoy en una reunión de mi barrio, de mi comunidad o de mi centro o agrupación cultural, leyendo, escribiendo, realizando actividades de relacionamiento con mis cuates, con mi t'uxpa⃰.
¿Qué vivo con aplicaciones (apps) o tendencias Smart?, que toda la burocracia de los espacios públicos ¿se acabó? Pues la verdad tengo que caminar por dos días para llegar al centro urbano más cercano, para hacer fila y realizar transacciones bancarias para los tramites que duraran al menos otros dos días más, por las filas que compartiré con otros más de mi pueblo o de otros pueblos, o tardare más por que los funcionarios públicos no me explicaron bien que requisitos necesito, escucharé: - te falta esto más, vuélvase mañana nomás.
¿Qué vivo una healthlife? Esto es imposible la tecnología choca con la realidad, porque si tengo un malestar de salud tengo que esperar que algún transporte pase por el pueblo y a ver si me puede llevar hasta un centro de salud más cercano, si no es más cercana la muerte, ya que los centros de salud son lejanos y los caminos siempre están en mal estado.
¿Qué estoy obsesionado con las selfis e Instagram? La verdad es que por más fotos que suba a la red, las imágenes que realmente marcaran mi vida son las imágenes mentales de mi niñez, pasteando ovejitas en los cerros, en las cordilleras, con Dina y Chuto, mis canes compañeros; de mi abuela haciendo phiri⃰ ⃰, k'ispiña⃰ ⃰ ⃰  y merienda; del río que tenía que cruzar para llegar a mi pueblo. 
¿Que tengo mayor nivel educativo, porque tengo mayor acceso a la información?, no es cierto porque al migrar solo puedo trabajar a lo mucho en un call center o atendiendo cualquier sitio con situaciones laborales precarizadas, con sueldos que alcanzan sólo para el pan, sin seguro médico, ni aportes de jubilación. Puedo ser un trabajador ambulante (dulcero o lo que haya) ya sabes solo pidiendo moneditas, también puedo trabajar en los semáforos limpiando vidrios o vendiendo frituras.
¿Qué viví pegado a la pantalla de una computadora? No es así, yo soy de los que se salía a jugar a los parques públicos, aunque estén en mal estado, corría a volar cometas, pipa o barrileta, a jugar la pelota si es que tenía balón o zapatos, mejor el chorro morro o jugar a la lleva, mitos y leyendas para asustarnos un poquito no más que con la vida uno se asusta mucho.
¿Que sigo viviendo con mis padres? Pues tengo que trabajar desde niño con otras niñas o niños ayudando a la familia, muy temprano tendré mis wawitas y seguiré trabajando con tierra o cal en las manos, o escupiendo sangre con sabor a copajira⃰ ⃰ ⃰ ⃰, para que mis hijos y mis nietos puedan disfrutar de un plato de comida.
¿Que soy consumista?, posiblemente me iré al tráfico de drogas para que otros consuman o seré chutero (tráfico de autos ilegales), tal vez una bala me mate en el camino, yo no consumo solo trato de tener un poquito para vivir.
¿Qué estoy a la moda?, en realidad tendré que traer ropa usada o alguna otra mercadería ilegal para usar o vender, esa es la única globalización que vivimos en mi pais.
¿Que solo participo en política desde las redes sociales?, si tengo que salir a las calles con la coca en mi boca y mi whipala en las manos, contra los malos gobiernos, dictadores, asesinos, mutila ojos, que quieren vendernos al FMI si es que no lo han hecho aún.
No señores y señoras, opinologos y analistos, no soy algo que debes   "comprender o entender”, yo no vivo para ser empleado, cliente, consumidor o marcador de tendencias".
¿Nacido en el milenio? Yo no soy un millenial porque mis raíces van más atrás del mileno, sus sueños, su dignidad su orgullo, aquel sufrimiento de mi pueblo que no es de ahora, es de siempre, Yo no soy millenial porque dentro de mi sigo llevando el grito antiguo de la pachamama, la sangre derramada por mis ancestros.
 Yo no soy millenial, yo soy rebeldía, yo soy pueblo, yo soy familia.
 Yo soy ayllu.

 
Foto: Marcelo Gamon Choque
T'UXPA⃰, denominativo andino que se le da al grupo, usado usualmente para referirse a los grupos antisociales o no aceptados.
phiri⃰ ⃰ Alimento preparado de harina con muy poca agua, con grasa y sal.
k'ispiña⃰ ⃰ ⃰ empanada preparada con harina de trigo, cocida en agua
copajira⃰ ⃰ ⃰ ⃰ gotera de agua acida de color amarillenta o plomiza que se produce en el interior de una mina.

Con la tecnología de Blogger.

VISITAS A LA PÁGINA